¿Por qué nos da miedo la tecnología?

Desde siempre, el hombre ha tenido miedo de la tecnología y de los nuevos adelantos de la misma manera que siempre ha temido aquello que desconoce. Muchas veces, ni siquiera somos conscientes de que estamos viviendo con tecnologías avanzadas que parecerían ciencia ficción hace muy pocos años y lo hacemos a diario: teléfonos móviles, Internet, coches con navegador, televisiones en las que eliges la programación que quieres ver, pulseras que controlan tus funciones vitales e incluso neveras que ya son capaces de decirte qué hay dentro o si algo de lo que has metido puede haber caducado.

Todas estas cosas nos parecerían increíbles no hace tanto tiempo y seguramente nos habrían atemorizado. Un buen ejemplo es el rechazo que muchas personas sienten hacia los robots porque tienen miedo de que puedan acabar dañándonos. Quizás no se den cuenta de que un robot es solo una máquina automática programable, como la que te prepara la cocina cada día. Pero tendemos a imaginarlos como humanoides amenazantes.

¿Por qué no imaginamos robot humanoides que realmente puedan ayudarnos y que sean útiles para el desarrollo de muchas tareas ingratas para el ser humano? ¿Tiene el cine culpa de esta imagen de robots amenazantes o es el miedo innato del ser humano hacia lo desconocido lo que ha creado esa imagen que se refleja en el cine?

Tecnología y desarrollo

Sin ir a terrenos tan extremos vemos lo que ocurre en muchas oficinas de nuestro alrededor. Por suerte, quedan ya pocas máquinas de escribir en ellas y se han asumido mayoritariamente los ordenadores como herramientas de trabajo. Pero en demasiadas PYMES las inversiones a nivel tecnológico son bajas.

Existe el miedo a gastar un dinero que no se sabe muy bien si se va a recuperar y se escuchan frases como: “es que yo eso no voy a saber manejarlo”. Lo triste es que en muchos casos ni siquiera se intenta. ¿Cuánto no mejora el trabajo de una cafetería con una terminal de punto de venta que ayude a controlar el inventario, haga la caja e incluso sea una herramienta esencial para la contabilidad? Y eso por poner tan solo un ejemplo.

Si hablamos de la tecnología a nivel médico, el desarrollo que ha supuesto en los últimos años ha contribuido a salvar millones de vidas. Y no es posible verlo como una amenaza.Y esto nos lleva a una pequeña reflexión: si dedicáramos un poquito del tiempo que dedicamos a ver cine a leer alguna revista científica… ¿seguiríamos teniendo el mismo miedo a la tecnología?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *