¿Nos creemos todo lo que nos dice la publicidad sobre los yogures?

La publicidad a veces es muy engañosa. Cuando vemos anunciados yogures casi podríamos pensar que se trata de un alimento mágico capaz de realizar cambios increibles en el organismo. Si bien estamos hablando de un alimento completo y con muchísimas cosas buenas, a veces exageran.

Una de las cosas que no son ciertas y se repiten muy a menudo sobre los yogures es que son aptos para los intolerantes a la lactosa porque en el proceso de fermentación esta desaparece. Si bien los niveles de lactosa del yogur son bajos, sigue conteniendo y por eso muchos intolerantes no lo pueden consumir.

Los yogures con bífidus

Este tipo de productos lo que contienen son probióticos que han recibido un nombre comercial en concreto. Si te preguntas para que sirven los probioticos debes de saber que son básicos para tu digestión. Son microorganismos vivos presentes en el intestino que ayudan a los procesos digestivos.

Los yogures con probioticos son adecuados para todas aquellas personas que tienen problemas como intolerancia la lactosa (yogures sin lactosa, claro), celíacos o con colon irritable, ya que reponen eso microorganismos que a menudo se pierden con las diarreas o las inflamaciones intestinales que se sufren debido a estas enfermedades.

Si bien los yogures son buenos, hay otros alimentos que tienen una mayor concentración de probioticos, un ejemplo es el kefir, el cual se realiza con leche y unos hongos que crecen alimentándose de la lactosa contenida en ella. Esta bebida, de sabor un poco fuerte, se suele consumir azucarada y es muy buena para el intestino y para aumentar las defensas.

Los yogures desnatados son mejores

Actualmente, hay muchas teorías que desmontan la idea de que los yogures desnatados sean mejores que los yogures realizados con leche entera. Incluso se está empezando a considerar que la leche entera también es más saludable incluso si se quiere perder peso.

Esto es porque ahora sabemos que no todas las grasas animales sin iguales ni perjudiciales para el organismo. Por el contrario, algunas son muy beneficiosas y aportan mucho más de lo que pueden perjudicar en una dieta.

La leche o los yogures enteros consumidos con moderación son mejores para la digestión y resultan mucho más saludables. Esas grasas aportan beneficios y no deberíamos pasar sin ellas. Es preferible tomar menos yogur y que sea entero y no muchos pero desnatados.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *