Pequeños detalles útiles y muy necesarios

En toda casa son necesarios pequeños detalles que resultan muy útiles y que facilitan mucho la vida. Pequeñas cosas en las que normalmente no reparamos hasta que nos hacen falta y es cuando decimos, ¡qué bien nos vendría ahora en casa…!

Muchos publicistas buscan precisamente acabar esta frase, ¿qué pequeñas cosas pueden necesitar para casa que sea barato y que se pueda pensar como regalo publicitario? Ahí comienzan a aparecer todo tipo de inspiraciones. Por ejemplo, los imanes de nevera con libreta de notas y boli para poder apuntar cualquier cosa que se acabe en la cocina.

De esta manera tan sencilla, la lista de la compra estará siempre completa y no tendremos que dedicar tiempo a pensar qué es lo que hace falta ni a revisar las alacenas para comprobar existencias. Un regalo publicitario que es barato y que resulta muy útil en cualquier casa.

Regalos para uso diario

Los mejores regalos publicitarios son aquellos que tienen un uso diario, como por ejemplo los posavasos para la mesa de la sala. Son muy útiles y la mayoría de las veces olvidamos comprarlos. Un juego de posavasos bonito nos ayudará a no dañar la madera de la mesa tanto cuando hay invitados como cuando se está en familia.

Seguro que también aprecias cuando te regalan cosas como salvamanteles originales para tu casa. Los puedes poner para comer todos los días tú solo o con tu pareja sin manchar manteles de tela ni tener que doblar de cada vez uno plástico, con lo que ahorrarás tiempo y dinero.

Estos salvamanteles son cada vez más bonitos y divertidos, especialmente los que tienen imágenes en movimiento, que resultan muy atractivos para los niños y que ayudan a que se animen a utilizar el salvamanteles cada vez que coman algo aunque solo sea porque les parezca un juguete.

No importa que sean de propaganda, si el dibujo es bonito quedarán bien en la mesa incluso para colocar los platos con las cosas de picar cuando haya invitados. Otra estupenda ocasión para lucir un regalo publicitario muy práctico: cuencos para picoteo.

Todos necesitamos pequeños cuencos para poner cosas con las que acompañar una bebida ya sea a los amigos que vienen de visita o para disfrutar en casa de un partido o de un estreno de cine. ¿Por qué comprarlos si podemos tenerlos de propaganda? Un regalo que se agradece y que a la marca no le sale en absoluto caro.

Muchas veces, este tipo de cuencos se regalan al comprar productos en ediciones coleccionables, pudiendo juntar varios distintos para completar un juego. Una forma de incentivar las ventas y, a la vez, premiar a los clientes con algo que les guste.

Regalos que puedes llevarte a la oficina

Los regalos pensados tanto para la casa como para la oficina son también muy codiciados por aquellos que coleccionan todo tipo de obsequios publicitarios. En esta sección destacan las tazas para el café y también las alfombrillas para el ratón.

Pero también entrarían toda una serie de regalos de los denominados frikis que suelen tener mucho éxito en su faceta publicitaria. Por ejemplo, un calentador para tazas usb, que se enchufa al ordenador y mantiene caliente el contenido de la taza, o un miniventilador usb para el verano.

Esos regalos son los típicos que uno raramente se compraría, pero que aceptan con una sonrisa y muestra a todo el mundo, con lo cual la publicidad es compartida con muchas personas.

En este terreno también tienen mucho éxito las típicas pelotas antiestrés o los juguetes para liberar tensiones que tan de moda están últimamente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *