El papel de los envases de plástico en la conservación de los alimentos

Actualmente, existe cada vez una mayor demanda de alimentos naturales que no incluyan productos como colorantes o conservantes. No obstante, la duración de la comida envasada debe de ser la máxima posible. ¿Cómo se puede conseguir esto? La clave está en perfeccionar el envase de plástico para alimentos.

Es importante que los envases creen una barrera que impida que entre la humedad, el oxígeno o cualquier otro elemento que pueda perjudicar al alimento, como la luz solar. Para lograr esto, uno de los avances más importantes es el de la creación de envases multicapas.

Estamos hablando de envases para los se emplean diferentes capas superpuestas de distintos tipos de plásticos. En algunos casos se combina el plástico con otros materiales, como el papel de plata o el cartón. Todo depende de qué se vaya a envasar y cómo se quiera preservar.

Envases de plástico para congelar

Los envases de plástico en los que vienen envasados los alimentos no siempre son aptos para congelar. Normalmente, el recipiente lo indica, pero si hay dudas lo mejor es no utilizarlo, sino cambiarlo para un recipiente adecuado.

Usar un envase no adecuado para la congelación puede hacer que el plástico libere sustancias químicas que irán a parar a los alimentos pudiendo alterar su sabor o sus propiedades. En algunos casos, incluso podría resultar tóxico para la persona que consuma el producto.

Envases de plástico reutilizables

Otra de las polémicas con los envases de plástico es la que surge sobre si pueden o no pueden ser reutilizados. Un ejemplo lo tenemos en las botellas de plástico para el agua, que mucha gente utiliza para rellenar.

Sin embargo, no todas las botellas de plástico que se venden son aptas para volver a utilizarse. Pero tampoco es cierto que sean tan peligrosas. El problema es que algunas botellas de plástico pueden liberar BPA, un compuesto químico que va a parar al agua y que bebemos. Pero las autoridades sanitarias afirman que no es peligroso para la salud, aunque deben de evitarlo las mujeres embarazadas.

El verdadero problema de reciclar botellas pensadas para un solo uso está en las grietas que se forman en el plástico. Son microscópicas y no se ven a simple vista, pero son toda una invitación para que se instalen las bacterias. Por este motivo se recomienda utilizar siempre plásticos aptos para utilizar varias veces.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *