El mejor rendimiento a un coste accesible

Trabajar en el campo es uno de los trabajos más duro con el que nos podemos encontrar, prueba de ello es que antes de que la crisis llegara a nuestro país eran muchos los inmigrantes que se quedaba con ese tipo de trabajo porque nadie quería trabajar allí. Ahora cuando llegó la crisis todos eran unos intrusos y nos estaban quitando el trabajo, la necesidad hizo que hasta el más pintado pidiera trabajo cavando olivas, podando cepas, arando la tierra, o cultivando cualquier tipo de cosecha que tocara en la época del año en la que se encontrara. Por suerte para ellos las cosas habían cambiado, ahora el trabajo era duro pero desde luego no como hacía unos cuantos años, la llegada de la maquinaria hizo que la mano del hombre no estuviera tan implicada y que con mucho menos esfuerzo se pudiera trabajar de una manera más desahogada. ¿Pero qué tipo de maquinaria ha hecho que sea así? Por ejemplo;

  • La cosechadora que es una máquina con un motor potente que siega las plantas maduras de los cereales.
  • Motocultor, más bien pensado para la jardinería, aunque en parcelas más pequeñas se puede utilizar como si fuera un tractor.
  • La sembradora, es una máquina que echa directamente el grano en la tierra sin que la mano del hombre tenga que intervenir.
  • La abonadora un equipo diseñado para distribuir fertilizantes.
  • Y como no podía ser de otro modo el tractor tan presente en nuestra agricultura, sin duda es el vehículo más utilizado, gracias a él se puede transportar la cosecha donde corresponda, por ejemplo llevar la aceituna a la almazara o la uva a la bodega. Sin el tractor son muchos los agricultores que se quedan parados porque muchas de las funciones que se deben hacer a través de él hace que no se puedan hacer por ejemplo si está averiado.

Comprar un tractor supone un esfuerzo muy grande para cualquiera hoy en día es verdad que se trata de un gasto muy bien hecho pero que para muchos resulta prácticamente imposible. Sobre todo ahora que la sequía colabora a que le cueste mucho más crecer a la cosecha, es por eso que no está demás poner las expectativas en los tractores de ocasion poco dinero bien gastado y con unos resultados que nos dejaran con la boca abierta sin más.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *