Cómo montar una tienda de productos personalizados

tienda-online-productos-personalizados

Las tiendas dedicadas a la venta de productos personalizados tuvieron un momento de éxito. Durante algunos meses surgieron como setas en todos los centros comerciales pero no han pasado ni un par de años y la mayoría han cerrado sus puertas. Esto ha sido debido a varios factores muy importantes que no se tuvieron suficientemente en cuenta cuando se abrió el negocio:

  • Los precios muy altos. Muchas de estas tiendas tenían precios significativamente más altos que en Internet, lo que hacía que nadie fuera a comprar allí lo que podía obtener fácilmente con un solo clic. En lugar de buscar más clientes abriendo tienda online y conseguir así abaratar los costes se limitaron en muchos casos a la venta física que resultó insuficiente.
  • Los plazos de espera. Si en Internet compras un producto personalizado y lo tienes en casa en cuestión de pocos días, en una tienda de este tipo deberías de tenerlo prácticamente al momento, en un día o dos máximo, pero no era así. En la mayoría de ellos el problema es que una sola persona atendía a los clientes que entraban por la puerta y se ocupaba de los trabajos de impresión, lo que ralentizaba mucho los pedidos.
  • La mala calidad de algunos productos. En algunas tiendas trataron de bajar los precios a costa de la calidad de los productos, ahorrando al comprar suministros serigrafía de mala calidad, lo cual se traducía en un resultado bastante mediocre o incluso malo. Si no se compran herramientas de trabajo eficientes al final las imágenes se verán borrosas, con muy poco color y con un resultado poco profesional por el que la gente quizás paga una vez, pero no más.

La demanda existe

No hay duda de que la demanda de productos personalizados existe y que hay mercado para ellos. Pero hay que realizar un buen trabajo, con una calidad alta y con buenos suministradores de material de serigrafía. Si se cuenta con buenas máquinas y repuestos adecuados los resultados serán tan buenos que satisfarán a los clientes más exigentes.

Combinar la tienda física con la tienda online y tener plazos de entrega muy cortos, incluso aceptar pedidos urgentes por un precio mayor, facilitará mucho ampliar la cartera de clientes y por tanto poder dar mejores precios. Incluso no es necesario que máquinas y despacho físico estén en un mismo lugar, pudiendo ahorrar así dinero en alquiler de local comercial.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *