¿Qué importancia tienen los consumibles en las artes gráficas?

En las artes gráficas es frecuente darle una gran importancia a las máquinas, las cuales realmente la tienen. Todo el mundo es consciente de que elegir la maquinaria adecuada es vital para poder llevar a cabo el tipo de trabajo que se quiere realizar.

Es fácil entender que no es lo mismo comprar una impresora para casa, cuando se imprime de manera ocasional, que adquirir una impresora para una oficina para ser usada por decenas de trabajadores. Del mismo modo, los profesionales de las artes gráficas tienen claras las prestaciones que pueden obtener de cada máquina y sus características, sabiendo qué es lo que necesitan para poder llevar a cabo sus tareas.

industria-grafica

Invertir en máquinas y en consumibles

Siguiendo con el ejemplo de la impresora casera, todos nos hemos dado cuenta de que no todos los folios son iguales ni dan el mismo resultado. Cuando se compra un papel de buena calidad la impresora no se atasca y el resultado es más nítido. Lo mismo sucede cuando se compra una tinta con calidad, que dura más tiempo y sale más a cuenta.

Pues del mismo modo, los consumibles para las artes gráficas son muy importantes para lograr dos cosas básicas: la calidad del trabajo y que la máquina esté en buen estado durante más tiempo. Es fácil entender que la calidad del trabajo está determinada por la calidad del papel y de la tinta, pero hay otros consumibles que no son tan visibles.

Por ejemplo, los productos para limpiar los rodillos de las máquinas y otras piezas en las cuales se acumula la tinta son básicos para conseguir una buena calidad de impresión y para evitar atascos o borrones. Pero además, los productos de muy buena calidad consiguen una limpieza eficiente usando poca cantidad y sometiendo las piezas a la influencia de los químicos durante menos tiempo, por lo que se produce menor corrosión y desgaste.

Además, una tinta de buena calidad manchará mucho menos la máquina por lo que la limpieza será más sencilla de realizar y precisará de productos más suaves. Todo esto contribuye a que las piezas de la máquina y la misma máquina duren muchísimo más tiempo y por tanto, salgan mucho más rentables.

Por supuesto, no se trata de comprar los consumibles más caros, sino los más adecuados para el modelo y la marca de máquina que se esté utilizando.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *