La tecnología y la conciliación familiar

La tecnología no es solo algo abstracto que ayuda a tener ordenadores más rápidos o de lo que se habla en determinadas secciones de la prensa. Tiene repercusión en nuestro día a día y cosas tan abstractas como la famosa “Nube” de la que escuchamos hablar de un tiempo a esta parte puede tener importantes consecuencias sobre la manera en la que desarrollamos nuestro trabajo.

Para definirla de un modo sencillo, la nube es un disco duro virtual en el que se pueden guardar datos, pero también se puede trabajar directamente en ella y hacerlo varias personas a un tiempo gracias a los escritorios en nube.

No solo estarás subiendo el trabajo que realices desde cualquier ordenador a ese escritorio virtual, sino que también estarás visualizando el trabajo que hacen otros compañeros situados en otros terminales que pueden estar, incluso, en otras partes del mundo.

El teletrabajo ya es una realidad

Las aplicaciones prácticas de esto son muchísimas pero una de las más evidentes es la posibilidad de desarrollar teletrabajo. Desde casa, con un ordenador y una conexión a Internet, ya puedes estar conectado a todos tus compañeros y realizar tus tareas en el momento en que son necesarias.

En algunos casos, el teletrabajo puede estar sujeto a unos horarios concretos pero en otros lo único que será necesario es tener realizadas las tareas al día, sin importar si se hacen a una u a otra hora.

El teletrabajo es ya una realidad, hasta el punto de que la administración pública ya ofrece a muchos funcionarios la posibilidad de realizar parte de sus tareas desde su domicilio. Todo esto, con la posibilidad de que la empresa pueda comprobar las horas que se ha estado trabajando y el rendimiento efectivo de cada trabajador.

Ventajas para las empresas

Si los beneficios para el trabajador son indudables, para la empresa no lo son menos. La nube y el trabajo en red desde casa proporcionan una manera muy efectiva de controlar el trabajo real que realiza cada uno de sus trabajadores.

Sabrá la cantidad de trabajo que cada uno de ellos ha realizado por día y ofrece, en algunos casos, la posibilidad de dar un salario por trabajo desempeñado en lugar de por horas de presencia en una oficina.

Para las empresas más pequeñas, incluso permite que no sea necesario alquilar instalaciones ni comprar equipos informáticos, ya que cada persona usará su equipo personal para realizar los trabajos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *