Las bodegas de vino, cada vez más tecnológicas

Si eres de esas personas a las que les interesa de dónde proceden los alimentos que consumen de manera habitual y cómo se realizan, seguramente hayas preguntado alguna vez por el proceso de elaboración del vino o lo hayas visto en algún documental o película. Si es así, tal vez se te haya presentado una imagen bucólica y algo romántica de lo que es el trabajo de la vendimia con campesinos que recogen las uvas y proceden luego a pisarlas con los pies para extraer todo el jugo de las frutas.

Aunque más duro de lo que se nos ha mostrado tradicionalmente en el cine, el trabajo de la elaboración del vino era antaño muy artesanal y era habitual que cada familia, en los pueblos en los que había viñedos, produjera sus propias botellas para consumo casero.

bodegas-tecnologicas

Los tiempos han cambiado

Pero, evidentemente, los tiempos han cambiado y hoy en día elaborar vino para consumo propio es algo ya anecdótico. Esta bebida se prepara por parte de bodegas muy especializadas que cuentan con maquinaria para hacer vino tecnológicamente muy avanzada.

De este modo, el vino que se elabora en una bodega es siempre bastante similar, manteniendo las mejores condiciones de sabor y volviéndose cada vez más reconocible y de mayor calidad.  Pero lograr una mayor homogeneidad en el sabor no es la única tarea de estas máquinas. La principal es, seguramente, el lograr facilitar el trabajo de elaboración del vino, consiguiendo que no solo sea más sencillo e implique menos esfuerzo físico, sino que además se consiga un mayor rendimiento.

Un producto igualmente natural

La maquinaria destinada a la elaboración del vino tiene como misión conseguir simplificar el trabajo y lograr una mayor calidad en los caldos al lograr mayor uniformidad en el sabor, pero en ningún caso se trata de máquinas para fabricar vino de forma artificial.

El vino de calidad es y será siempre un vino natural, procedente de los diferentes tipos de uvas que se dan en cada zona y que son las responsables de que pueda haber vinos tan variados, con sabores y matices tan diferentes y que logran satisfacer a todo tipo de paladares. Y, para ejemplos, las numerosas denominaciones de origen que podemos encontrar solo en España, con vinos de muy buena calidad y que tienen sabores claramente diferenciables incluso para aquellas personas que no son expertas en la cata de caldos.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *