Tecnología y expositores

expositores-tecnologia

La tecnología está presente en cada vez más aspectos de nuestra vida y en cada vez más empresas. Un ejemplo evidente lo tenemos en los fabricantes de expositores y en el uso que hacen de la informática y de los programas de diseño para conseguir sus creaciones.

Ya hace muchos años que los diseñadores gráficos utilizan la informática como herramienta de trabajo. Gracias a los avanzados programas que existen actualmente, conseguir que lo que tienen en la cabeza se haga realidad en la pantalla es mucho más sencillo y pueden lograr cosas que hace unas pocas décadas no habrían soñado porque además de avanzar la informática también existen muchos avances en las técnicas de impresión sobre plástico o cartón.

El cliente puede ver su expositor antes de que sea real

Una de las cosas más interesantes de cara al trabajo con el cliente es la posibilidad de que este pueda ver cómo quedaría el expositor antes de hacer una maqueta real. La maqueta virtual está tan conseguida que es posible verla desde diferentes ángulos e incluso hay programas que permiten proyectarla en tres dimensiones, de forma que se ve tal cual va a ser en la realidad.

Todo lo que no le guste al cliente puede ser cambiado fácilmente sin que acarree gastos. Antes, al cliente se le presentaba una maqueta real del expositor y era ahí donde veía los fallos o las cosas que no le acababan de convencer. Al ahorrar este paso, el ahorro del tiempo y de dinero es considerable.

Una vez aprobada la maqueta virtual se realiza la real, pero normalmente no supone un problema, ya que todo está claro y trabajado antes de llegar a esta fase. En la maqueta real, el cliente va a comprobar, sobre todo, que la impresión es buena, que los colores que se plasman en el cartón o en el plástico son los correctos y que la calidad de la fabricación es la que han solicitado.

Las máquinas que fabrican los expositores

Las máquinas que fabrican los expositores propiamente dichas también han mejorado mucho. Esto facilita que se puedan hacer más expositores por menos precio por unidad, lo que hace que se puedan presentar al cliente precios más competitivos y este se anime a campañas más ambiciosas.

Además, como hemos mencionado antes, la calidad de las impresiones es muy alta y se logran efectos muy avanzados que logran que el consumidor se fije todavía más en los expositores y, consecuentemente, en su contenido.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *