Aunque llevan ya muchos años entre nosotros y su funcionamiento es muy sencillo, las máquinas de monedas, llamadas popularmente tragaperras, siguen gozando de mucho éxito entre los clientes