3 recomendaciones para reducir la factura de luz este verano

La llegada del verano implica muchas horas de sol, calor y muchos días al aire libre, algo que en cierta medida, la mayoría de las personas disfrutamos. Por otra parte, la temporada estival también implica el aumento de la factura de luz, algo que nadie disfruta ni celebra.

De acuerdo con las empresas comercializadoras de electricidad, esto se debe a que durante las vacaciones estamos más tiempo en casa haciendo uso de los electrodomésticos, además, por las altas temperaturas, los aires acondicionados pasan muchas horas encendidos. Todo esto se traduce en un incremento en el consumo eléctrico y, por tanto, en la subida del precio de la factura.

Para evitar que tengas que pagar mucho dinero en electricidad, vamos a darte 3 recomendaciones que te ayudarán a reducir la factura de luz este verano.

#1 Aprovecha la luz natural

Durante los días de verano suelen haber más horas de luz solar, algo que puede ayudarte a reducir el consumo eléctrico en casa. En este sentido, abre las cortinas y las ventanas de tu hogar para aprovechar la luz natural lo más que puedas. 

Así evitarás encender las luces por largas horas, lo que se verá reflejado en tu próxima factura de luz.

#2 El aire acondicionado, mejor a 25°C

Es normal que durante los días de calor intenso deseemos elegir las temperaturas más bajas del aire acondicionado, no obstante, esto hará que pagues más en electricidad. En este caso, la recomendación es que lo enciendas en horas clave y que regules el termostato a 25°C. Esta temperatura te permitirá crear un ambiente confortable y eficiente.

Por otro lado, también tienes la opción de sustituir el uso del aire acondicionado por el ventilador, con lo que podrás ahorrar mucha más energía, sin tener que agobiarte por el calor.

#3 Usa electrodomésticos eficientes y bombillas LED

Los electrodomésticos eficientes y las bombillas LED consumen menos energía que un electrodoméstico convencional o que una bombilla incandescente, respectivamente.

Para que te hagas una idea, una bombilla LED consume hasta 90% menos de energía, que una bombilla de las de toda la vida, por lo que si quieres que tu factura no se vaya a tope, lo mejor que puedes hacer es sustituir las de halógeno o las incandescentes, por las LED. En cuanto a los electrodomésticos, dales un uso responsable, siempre intenta elegir los modos de funcionamiento ECO (incluidos en la mayoría de aparatos de la actualidad) y desconecta los equipos que no estés usando, para evitar el consumo en Stand By.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.