4 ideas para organizar fácilmente tu taller

Algo común a todos los talleres, ya sean mecánicos, de bricolaje, carpintería, costura o de cualquier otro sector, es la acumulación de un gran número herramientas, maquinarias y accesorios que forman parte de la actividad y las tareas que se realizan en el día a día.

Sin embargo, si no existen un cierto orden y unos criterios de clasificación prefijados, esta acumulación puede dar lugar a un desorden que acabe afectando negativamente en la productividad y los resultados.

Mantener un taller bien organizado no solo tiene findes estéticos de cara a cualquier visitante, al que le transmitirá una imagen más positiva, sino que también hace posible un considerable ahorro de tiempo y una mejora de la productividad.

Para que puedas lograr estos objetivos fácilmente, te contamos cuatro maneras sencillas de hacer de tu taller un lugar más organizado y productivo.

ORGANIZA BIEN TU MATERIAL MÁS PEQUEÑO

Todo profesional que trabaje en un taller bien sabe que los elementos más pequeños, como las arandelas, los tornillos o las tuercas son los más propensos a perderse y, una vez que lo hacen, difícilmente vuelven a aparecer.

Las gavetas apilables son una solución perfecta para estos elementos ya que permiten agrupar los de una categoría determinada en una misma gaveta, pudiendo ser apiladas una encima de otra optimizando así el espacio.

Además, normalmente tienen un espacio destinado al etiquetado, de forma que permite identificar a simple vista el contenido de cada gaveta sin tener que mirar en su interior.

UTILIZA EL ESPACIO DE LA PARED

Las paredes también ofrecen un espacio muy valioso como para renunciar a él en lo que se refiere a la ordenación de un taller. Así que por qué no aprovecharlas para instalar elementos como estantes y paneles de herramientas.

Se trata de dos recursos que, además de permitirte liberar otras zonas del taller, hacen posibles que puedas encontrar a simple vista y hacer uso rápidamente de aquellos objetos y herramientas que sean de uso más frecuente, con el ahorro de tiempo que esto conlleva.

HAZTE CON UN CARRO DE HERRAMIENTAS

Si tienes que desplazarte por dentro de tu taller para hacer uso de diferentes espacios de trabajo, mover las herramientas de un lado para otro puede ser una tarea costosa y que, al realizarla de manera repetida, termine haciéndote perder un tiempo muy valioso.

Los carros de herramientas son una magnífica solución para este problema, ya que te permite mantener todas las herramientas y accesorios ordenados siempre en el mismo lugar a la vez, moviéndolos de forma conjunta de una ubicación a otra dentro de tu taller.

ARMARIOS PARA HERRAMIENTAS DE USO MENOS FRECUENTE

Los armarios son el lugar perfecto para guardar aquellas herramientas y maquinaria de mayor tamaño o que uses con menos frecuencia.

Al permanecer dentro del armario, tendrán menos impacto estético en la imagen del taller y, además, estarán protegidos del deterioro que en el exterior provocan factores como la luz, el polvo o la humedad.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.